Terra Porpiedades Terra Porpiedades Terra Porpiedades Terra Porpiedades Terra Porpiedades

PODER ESPECIAL IRREVOCABLE  

El Art. 1.977 del Código Civil establece que “el mandato puede ser irrevocable siempre que sea para negocios especiales, limitado en el tiempo y en razón de un interés legítimo de los contratantes o un tercero. Mediando justa causa podrá revocarse”.

Efectos de la irrevocabilidad: La persona que confiere el mandato (mandante) pierde la facultad de revocarlo por lo que el mandato subsiste aún después de su fallecimiento o cayera en incapacidad o quiebra.

Requisitos imprescindibles para que el Poder sea Irrevocable: Son tres: a) Especialidad del negocio o acto; b) Limitación en el tiempo; c) Interés legítimo de los contratantes o un tercero. 

Por consiguiente para que un poder revista las condiciones de irrevocable, debe reunir indefectiblemente los tres elementos, dejando de ser de esa característica si no cumple con dichos requisitos, ya que de esta forma no impide que el otorgante lo pueda revocar. Otro elemento importante para determinar si un mandato es irrevocable o no, es que es necesario que las condiciones sean cumplidas en forma simultánea al momento de la celebración del acto o negocio; debe quedar bien claro y que no de lugar a vagas interpretaciones. 

Hay quienes creen que con colocar la mágica palabra “irrevocable”, se puede hacer cualquier cosa con el poder; por ejemplo no puede considerarse como irrevocable el poder que confiere al mandatario la facultad de vender a quien resulte comprador, firmar boletos, cobrar el precio, transmitir derechos de propiedad, etc. Estas facultades de ningún modo acreditan que exista un negocio previo o especial que de causa al otorgamiento del poder. 

La determinación del plazo del poder debe ser explícita o bien perfectamente estimable. Por lo tanto el vencimiento del término fijado hace al vencimiento de la irrevocabilidad pero no al negocio jurídico a que dio origen. Esto quiere decir que no puede confundirse la irrevocabilidad el poder con la extinción del negocio celebrado entre las partes. 

Los tribunales han resuelto que “no fue considerada como mandato la autorización para vender un inmueble, aunque se consignara que se facultaba a vender en nombre y representación del propietario y que constituía un mandato irrevocable, si ninguna regla convencional había habilitado a ejecutar actos jurídicos propios del negocio de compraventa”.

Cuando se habla de la “especialidad del negocio”, quiere decir que no puede otorgarse un mandato con carácter de irrevocable siendo General, porque se exige la determinación del negocio al cual se refiere. 

De igual modo el fallecimiento del poderdante no altera o afecta la irrevocabilidad pactada, precisamente porque se hace en salvaguarda del interés legítimo a que refiere la ley. Por ejemplo cuando se otorga un boleto de compraventa donde se entrega la posesión, se abona totalmente el precio pactado y solo resta el otorgamiento de la escritura traslativa del dominio, el fallecimiento del otorgante no pone fin al mandato, ya que se confirió al solo efecto de dar cumplimiento a una obligación de hacer, cual es otorgar la escritura. 

Revocación del mandato: La irrevocabilidad del mandato tiene una excepción dada por el mismo artículo1.977, ya que “mediando justa causa” puede revocarse. La justa causa consisten demostrar a través de un motivo razonable que pueda ocasionar la derogación de la irrevocabilidad pactada. Por lo tanto no puede apoyarse en cuestiones triviales. La base de la revocación por justa causa se determinará a través de un análisis de hecho que dirimirá la justicia.   

Por Julio Alberto Celave – Escribano Público   

*Nota extraída de la Segunda Edición de la Revista M2 Negocios Inmobiliarios en la Patagonia    

Tasación Online

10 AÑOS EN EL MERCADO INMOBILIARIO
Efraín Dávila

Villegas 680 L.1 - San martin de los Andes - Neuquén - (8370) S. M. Andes

Teléfono (02972) 414444 - Cel (0294) 154608689